Barrio Brasil

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar


Imagen de murales del barrio, Get Lost Magazine.



Ver instrucciones para seguir el track en tu teléfono al caminar


Cuadro Resumen (editar)
Ubicación Santiago
Belleza Atractiva
Atractivos Arquitectura interesante, Gastronomía llamativa, Parque(s), Hito(s) histórico(s)
Duración 2 horas
Desniveles +20, -25
Distancia (metros) 2500
Primer autor María José Sepúlveda Páez
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.
Detalles fachada Palacio Larraín Mancheño
Interior Palacio Larraín Mancheño. Fotografía de AmoSantiago
Juegos escultóricos de Federica Matta
Mural de Teresa Wilms Montt, cercano al convento de la Preciosa Sangre

Descripción General[editar]

Ubicado al poniente de la comuna De Santiago, este barrio destaca por el valor patrimonial de sus construcciones, su interesante propuesta cultural, un gran número de casas de estudio, y la variedad de su vida nocturna (bares, cafés y restaurantes).

Contenidos de la Ruta[editar]

La ruta presenta un recorrido por importantes casonas y lugares que datan del inicios del siglo XX, y que permanecen como un registro del Santiago Republicano, la formas de vida de la clase alta de la época, y la importancia y poder de las órdenes religiosas (reflejado en la cantidad de iglesias, así como en la calidad de dichas construcciones). Evidencia también la importancia de los espacios públicos como centros de sociabilidad para las comunidades del barrio, con la concentración de antiguos teatros, residencias importantes, restaurantes y servicios en sus contornos.

Historia del Barrio[editar]

Declarado Zona Típica en 2009, este sector del poniente de la comuna de Santiago era originalmente una parte de Barrio Yungay. Junto a los barrios Dieciocho y República fue un sector característico de la clase alta chilena a mediados del siglo XIX. Es por ello que se encuentra un número considerable de palacios, con estilos neogótico, neoclásico, y tradicional chileno.

La historia del barrio se inicia durante la colonia, cuando el virrey del Perú, padre de Bernardo O’Higgins, y entonces Gobernador de Chile, don Ambrosio O’Higgins, mandó a construir el primer camino a Valparaíso, debido a lo largo y peligroso de los caminos existentes en el momento. Esta vía, construida sobre el "Camino de las Cuestas" en 1791, es lo que hoy se conoce como Avenida Brasil, por donde antes fluía la acequia de Negrete.

Comillas 1.png
“Habiéndose puesto en mal estado y peligroso el antiguo camino entre Valparaíso y Santiago el gobernador general actual ordeno que se abriera uno nuevo mas preferible, de cerca de dieciséis varas de ancho, el cual, para mutua comodidad de los habitantes de las dos ciudades había sido comenzado en los dos extremos i suministraba ya una comunicación mas cómoda i agradable con las tierras de los alrededores. Supimos por nuestros guías que el nuevo camino no estaba aun terminado, pero que avanzaba mucho i encontrarlarnos en él trabajadores.”
Comillas 2.png
___________
Viaje de Valparaíso a Santiago. Jorge Vancouver. 1790-1795. Stgo. 1902.

El naciente barrio adquirió su nombre de esta avenida que lo cruza en sentido norte-sur. La calle a su vez debe su nombre al hecho de que hasta inicios del siglo XX el sitio de la Plaza Brasil era ocupada por la embajada de dicho país. Este terreno luego fue adquirido por la familia Guerra Larraín. Finalmente, el estado adquirió dichos terrenos en los cuales se inauguró la plaza en 1902. El ágora permitiría que el sector adyacente comience a tomar sus propias características, separándolo de Yungay.

Vivió su auge en los años 20, con un tejido humano constituido en gran parte por inmigrante europeos. Estas personas evolucionaron de colonos a empresarios y comerciantes. También lo habitaban líderes políticos del país y familias de la oligarquía tradicional que se resistieron a los barrios modernos, como el Golf, Ñuñoa y Providencia. Representaba una clase media alta burguesa y estable, con fuertes vínculos provincianos mezclados con elementos aristocráticos.

En los años 40 comenzó el abandono de las familias fundadoras, que emigraron hacia la zona oriente. Una nueva clase media conquistó el barrio, la mayoría funcionarios públicos y empleados bancarios. Debido al alto costo de mantención de tan señoriales inmuebles el sector experimentó una lenta decadencia, que con el tiempo dio paso al abandono y deterioro. El barrio perdió una parte considerable de su patrimonio arquitectónico en esta fase. Después del terremoto de 1985, varios edificios, incluyendo la Basílica del Salvador, quedaron severamente dañados. Muchos padecieron la clausura o la demolición. Sin embargo, la recuperación de palacios y la instalación de restaurantes y hostales ha hecho resurgir el barrio como un polo de atracción turística y patrimonial.

Época y/o horario adecuado[editar]

Se puede ir en cualquier época del año pues es un espacio público, abierto, sin restricción horaria. Se recomienda visitar preferentemente de día, ya que de noche se puede tornar un poco más peligroso.

Se aconseja programar la visita dependiendo del carácter que se busque en el paseo; si es de tipo patrimonial/familiar, lo ideal es visitar el fin de semana en la mañana, cuando hay más paseantes y no es raro encontrar actividades en el espacio público o en los distintos espacios culturales. Si es de tipo cultural/bohemio, entre jueves y sábado en la tarde para terminar copas en la noche.

Acceso[editar]

En vehículo propio[editar]

Se puede estacionar en las calles pequeñas del mismo sector sin mayor dificultad.

En transporte público y autostop[editar]

Estación de Metro

  • Ida: Estación de Metro Los Héroes
  • Vuelta: Estación de Metro República

Buses

Hay una amplia alternativa de buses, ya que la primera estación del recorrido se encuentra próxima a la Alameda.

Descripción de la ruta[editar]

Estación 1: Cité Cienfuegos[editar]

Imagen de Santiago Capital
Dato.png ¿Sabías que? : Al interior del cité Cienfuegos hay una placa que recuerda que, en la década de los '30, una de sus casas fue habitada por el poeta y escritor chileno Vicente Huidobro, y punto de reunión de los jóvenes poetas que integraron la generación del '38.

Los cités son viviendas de fachada continua, que comparten un patio central, y cuyos habitantes desarrollan una vida comunitaria. Hoy, el cité Cienfuegos está categorizado como Inmueble de Conservación Histórica, con su estilo arquitectónico ecléctico y su particular materialidad: adobe, orgulloso sobreviviente pese a ellos de los terremotos de 1985 y 2010.

Este cité, datado de 1920 por la Municipalidad de Santiago, se mantiene en la ciudad como testigo de las transformaciones ocurridas hacia fines del siglo XX en el país: el éxodo campo-ciudad, el aumento de las familias de clase obrera, y el explosivo aumento demográfico que vivió Santiago.


Estación 2: Palacio Letelier Llona[editar]

Fachada del Inmueble
Dato.png ¿Sabías que? :
  • En Chile, se les denominaba a este tipo de construcciones Palacio, pese a ser más pequeños que sus homónimos europeos, y a no tener vínculos con la realeza (pero sí con la aristocracia). Solían ser encargados a arquitectos extranjeros, replicando las mansiones y casonas del viejo continente.
  • Erasmo Escala fue la autoridad militar chilena durante la Guerra del Pacífico, sucesor de un Juan Williams Rebolledo posiblemente alcohólico. Escala era un hombre sorprendentemente devoto. Tras la victoria en Dolores, los bolivianos huyeron al altiplano y los peruanos a Tarapacá. El por su parte, en lugar de perseguir a los sedientos y exhaustos enemigos, ordenó a sus hombres asistir a una misa de acción de gracias.

Obra del arquitecto e ingeniero civil español José Forteza Ubach, iniciada en el año 1919. Se encuentra en calle Cienfuegos, esquina con Erasmo Escala, y debe su nombre a sus primeros moradores y dueños; el matrimonio de Miguel Letelier Espínola (ministro en los gobiernos de Alessandri Palma e Ibáñez del Campo) y Luisa Llona Reyes.

Como la mayoría de los palacetes construidos en Chile a inicios del siglo XX, el Palacio Letelier Llona fue producto del boom económico del país producto del auge de la minería de la plata, cobre y, muy especialmente, salitre. De estilo gótico, posee grandes balcones, una torre, pináculos, y numerosos detalles ornamentales. El hall de estilo gótico distribuyó originalmente el comedor, la sala de té con salida a la terraza, un escritorio, biblioteca y sala de música. En el patio, una construcción anexa albergaba las cocheras y una moderna piscina techada.

Hoy es ocupado por la Vicaría de la Educación. Hoy la Vicaría realiza esfuerzos por restaurarlo, y recuperar su antiguo esplendor. Lamentablemente, no se puede acceder para conocer su interior, ni en días regulares ni el en día del patrimonio.

Estación 3: Palacio Larraín Mancheño[editar]

La fachada del Palacio, con su gran cúpula
Dato.png ¿Sabías que? :
  • En su fachada se pueden observar las inciales FL (del original dueño, Francisco Larraín Alcalde), sello que quiso dejar para la posteridad.
  • La familia Larraín Mancheño estaba emparentada con los Larraín Zañartu, familia que construyó su propio palacio en la esquina de Compañía con Morandé (el antiguo edificio de El Mercurio, que hoy es cáscara de un centro comercial).

Hoy nombrado Inmueble de Conservación Histórica, este palacio fue encargado por la familia Larraín Mancheño en 1913 al arquitecto Gustavo Mönckeberg como residencia. De estilo neoclásico, fue levantado en dos años y se convirtió en unos de los íconos de la Belle Epoque. Era conocido como El Titanic por sus enormes dimensiones: poseía la friolera de 85 habitaciones y 14 baños.

Se encuentra ubicado en calle Moneda esquina Cienfuegos, y sus amplias galerías y salones fueron escenario de grandes fiestas, además de destacar por su cúpula que hasta hoy es un ícono en Santiago Poniente. De tres pisos, contaba con cinco accesos; cuatro por calle Moneda, y una cochera por calle Cienfuegos. Fue construido en base a adobe, con una estructura de fierro y madera, y sus ornamentaciones están hechas en base a cal, arena y yeso. Aún mantiene sus escalinatas de mármol, mamparas de cristal biselado, pisos de parquet y baldosas de cerámica gres, de su época dorada. Destacan en su fachada relieves de flores y hojas de acanto.

Con posterioridad a su uso habitacional original pasó a ser espacio para bodegas, talleres, oficinas de médicos, hasta llegar a ser una especie de conventillo en los años '80. Hoy se encuentra en recuperación y cumple una función habitacional, con alrededor de 60 personas residiendo en la mansión.

Se realizan tours patrimoniales en la edificación una vez al mes, reservando en el correo: contacto.palaciolarrain@gmail.com

Dato.png ¿Sabías que? : La bonanza salitrera que dio paso a estas mansiones creó una clase exuberantemente rica. Familias completas partían a Europa. Tal es el caso, por ejemplo, de Francisco Undurraga, creador de la viña que lleva su apellido. Los acompañaban la institutriz, la cocinera, el ama de leche del bebé, una burra recién parida -para la eventualidad de que guateara el suministro lácteo de la nodriza- y docenas de gallinas. Cuenta un fotógrafo estadounidense que la sociedad asistía al Teatro Municipal “no a ver la actuación sino que a lucirse”. Las luces se dejaban encendidas durante las funciones hasta 1910, de manera de que la vida social de los palcos, con antesala y buffet, complementara el atractivo de la ópera. El pavoneo continuaba a la salida con los carruajes. Los porteros municipales clamaban a viva voz “¡El coche de la señora X!”, que luego arribaba con caballos de capa y conductor de librea, para recorridos que en ocasiones no superaban las tres o cuatro cuadras. Rubén Darío, residente en Chile entre 1886 y 1889, describió a Viña como “el Versalles chileno; preciosa población de chalets, quintas y palacios de hadas”. No había día en no se armaran escándalos donde “toman parte principal caballeros de la más alta sociedad de Santiago”, todos borrachos, “sin que jamás la policía se atreva a tomar contra ellos medida alguna de represión”.

Estación 4: Basílica del Salvador[editar]

Destrucción de Basílica Basílica El Salvador

Esta basílica, cuyo nombre completo es "Basílica del Salvador y Nuestra Señora del Carmen", es un edificio de estilo neogótico, que comenzó a construirse en 1864, bajo encargo del Arzobispo Rafael Valdivieso con el objetivo de reemplazar la Iglesia de la Compañía de Jesús, incendiada el 8 de diciembre del año anterior (ver nota en la sección respectiva). Obra del arquitecto Teodoro Burchard, y del ingeniero y presbítero español, Ignacio de Zuazagoitía.

Esta iglesia tiene tres naves paralelas de la misma altura, un rasgo que se vincula con una variante del gótico que se desarrolló en Alemania. Las naves laterales rematan en pequeñas capillas a los costados del altar principal. Las naves estaban bellamente iluminadas a través de vidrieras de gran calidad, procedentes de Bélgica. Los muros, columnas y bóvedas fueron decorados profusamente con predominio del dorado.

La primera piedra fue colocada en 1870 y fue inaugurada en 1892, sin embargo las obras de decoración se prolongaron hasta 1920. En este templo se encontraban obras de Aristidemo Lattanzi, quien decoró muros, columnas y bóvedas, el escultor chileno Virginio Arias, quien diseñó ornamentos de bronce, y Onofre Jarpa, quien se hizo cargo del diseño de altares y retablos. Posee tres naves paralelas de la misma altura, las naves laterales rematan en pequeñas capillas al costado del altar principal.

Durante décadas, este templo fue el corazón de la devoción religiosa de las familias santiaguinas más notables. En él se veneraba a la Virgen del Carmen, imagen que actualmente se encuentra en la Capilla del Sagrario, a un costado de la Catedral Metropolitana. Esta figura, traída desde París en 1828, ha presidido los más grandes eventos religiosos de la patria.

Declarada Monumento Histórico en 1977, tuvo que ser cerrada en 1985 tras el terremoto, que la dejó con severos daños estructurales, los cuales persisten hasta hoy. Actualmente se encuentra bajo reparaciones parciales. Además de los daños estructurales y ornamentales, el terremoto significó la pérdida del órgano, considerado uno de los más antiguos de la capital, que resultó completamente destruido por la caída de muros y techo.


Estación 5: Plaza Brasil[editar]

La plaza en la actualidad, con sus particulares juegos infantiles
Fotografía de archivo, Plaza Brasil hacia 1938. Cultura Mapocho.

Punto neurálgico del barrio, es el principal lugar de encuentro del sector. En las últimas décadas se ha consolidado como polo gastronómico y cultural. Su entorno se caracteriza por la presencia de restaurantes y cafés, además de la Ex-Fundación Victor Jara, y la Iglesia de la Preciosa Sangre.

Tras la adquisición de los terrenos de la plaza por la municipalidad, las obras quedan a cargo del ingeniero Wielanalt, apoyado por una comisión de ingenieros y especialistas en jardinería y botánica.

La nueva plaza es inaugurada el 20 de enero de 1902, como homenaje al pueblo brasileño, en un evento que convocó a toda la sociedad santiaguina. En los días previos a la inauguración, se organizó un programa que convocaba a las autoridades del país, los plenipotenciarios de Brasil y al pueblo, que se volcó en masa a las calles para manifestar la amistad entre las naciones. El entorno fue engalanado con mesas repletas de frutas y bebestibles. En la tarde, fuegos de artificio de colores, luminosas, torbellinos y luces de candilejas romanas fueron los protagonistas. Una vez hecha la inauguración, la ceremonia continuó con una procesión cívica de las sociedades obreras y veteranos de la Guerra del Pacífico, que desfilaron hasta el frontis del Municipio de Santiago. Finalmente, tras los discursos, la comitiva se dirigió al Cerro Santa Lucía, para una función de teatro.

La plaza era el lugar favorito para los paseos de fin de semana para familias, parejas y jóvenes coquetándose. Entre los años '30 y '40, se hicieron famosas las peleas entre los jóvenes residentes y cadetes de la Escuela Militar, que llegaban allí sabiendo de la debilidad por los uniformes que tenían las jovencitas del barrio, ante los celos de los locales.

Dato.png ¿Sabías que? : El dictador Augusto Pinochet recordaría después en sus memorias las escaramuzas de la Plaza Brasil con los lugareños, por el favor de alguna de las beldades del barrio

Ya mucho después, en 1992, la escultora francesa Federica Matta, hija del chileno Roberto Matta, regaló a la ciudad un proyecto de juegos infantiles para construir en Plaza Brasil. La instalación se compone por cuatro toboganes, además de dos conjuntos de asientos y un columpio.

Lupa.png En qué fijarse :
Balazo de la Novena Compañía de Bomberos de Santiago. En la imagen principal, el balazo desde la calle. En el recuadro, la salida del proyectil por el interior
La Novena Compañía de Bomberos de Santiago se ubica en la esquina norponiente de la plaza. Es una institución que fundada por aristócratas del siglo XIX. Es depositaria de una riquísima historia, que incluye siete mártires. Se puede sapear desde la portada el antiguo carro bomba, de la década de 1940, que fue encontrado en Lonquimay en estado de posguerra y cuidadosamente restaurado. Notar también que en la esquina de la puerta de entrada aún existe un balazo recibido pocos días después del golpe de 1973. La bala atravesó la puerta (ver foto) y rebotó en las escaleras
Dato.png ¿Sabías que? : El conocido restaurante de los Chinos Ricos ubicado a cercanías de la plaza fue antiguamente el Teatro Alcázar, uno de los más elegantes del barrio. Además de teatro y cine, el Alcázar llegó a tener un cabaret en su último piso. Claro que de cabaret no tenía más que el nombre, pues solo se vendía cerveza y se emitían canciones bailables)
En ruta.png En ruta :
Ana Miranda y Juan Barrera "Juan y Medio". Fundadores del restaurante
  • Juan y Medio: Si andas detrás de un plato sustancial, este clásico en Huérfanos Nº 2076 es un imperdible, conocido por su excelente y voluminosa comida típica chilena. Localizado en uno de los bordes de la plaza, en el puedes ordenar cualquier numero de especialidades, desde pastel de choclo, hasta cazuela y plateada. Ana Miranda Carreño, su fundadora, empleó como nombre el apodo de su esposo, Juan Barrera Macías, así llamado por sus 1,94 mts. y 135 kilos, y a quien ella preparaba abundantes platos. La abundancia es el sello del local hasta el día de hoy. Anda en ayunas.

Estación 6: Ex-Galpón Víctor Jara[editar]

Lugar donde se encontraba el Galpón, hoy con un mural en homenaje a su mujer y directora de la fundación; Joan Jara
Dato.png ¿Sabías que? : Víctor Jara estudió dos años en el seminario, para ser sacerdote redentorista

En este lugar frente a Plaza Brasil, se encontraba el centro cultural chileno, administrado por la fundación que lleva el mismo nombre en homenaje al cantautor, folclorista y activista Víctor Jara.

La edificación fue inaugurada el 28 de septiembre de 2002, como conmemoración al 70º aniversario del nacimiento del artista chileno. En este lugar, que con el tiempo se convertiría en uno de los núcleos artísticos más importantes del país, se realizaban actividades artísticas y culturales, tales como exposiciones de fotografía, pintura, escultura, presentaciones performáticas (música, danza, teatro), y manifestaciones en general.

Fue clausurado el 14 de junio de 2013 tras un fallo de la Corte Suprema, producto de una demanda de una agrupación de vecinos. Los residentes reclamaban que el edificio carecía de permisos de edificación y patente comercial pertinentes a las actividades realizadas. Se levantó una candente polémica, en la que artistas y manifestantes se pronunciaron en contra de la medida.


Estación 7: Iglesia de la Preciosa Sangre[editar]

Torres de la Iglesia

La iglesia ubicada en el corazón del Barrio Brasil, al costado norponiente de la plaza, fue declarada Inmueble de Conservación Histórico, y debido a su excelente estado, es una parada importante de la ruta.

Encargada por Sor María Magdalena Guerrero Larraín en 1873, fue inaugurada en 1906. Tanto la iglesia como el convento y los edificios aledaños son obra de los arquitectos Eusebio Celli e Ignacio Cremonesi.

Es de planta en cruz latina, y su nave principal se encuentra decorada con motivos de La Pasión de Cristo en relieves policromados. Está construida en albañilería de ladrillo con mortero de cal, y en ella destacan las lámparas, el púlpito tallado, y la puerta de madera con los emblemas de la crucifixión. Asimismo, se pueden observar en su fachada dos columnas corintias que sustentan un frontón triangular, generando un pórtico de acceso. Debido a su condición de convento, la Iglesia de la Preciosa Sangre abre sus puertas solo el domingo, para celebrar misa a las 10:00 horas.

En el convento de la Preciosa Sangre no solo se escondían a ojos del mundo las monjas; la congregación atendía niñas de sociedad que por algún motivo llegaron a ser madres solteras, así como a mujeres con enfermedades mentales.

Dato.png ¿Sabías que? : En este lugar la escritora de alta sociedad, Teresa Wilms Montt fue encerrada a la fuerza por su relación adúltera con el primo de su marido (y sobrino del fallecido presidente Balmaceda). Allí acaeció el primero de sus intentos de suicidio. El poeta y vecino del barrio Vicente Huidobro, quien se dice la deseaba, la ayudó a escapar a Buenos Aires. Allí trabó amistad con gente como Jorge Luis Borges o Pelegrina Pastorino (la revolucionaria de la moda feminista, quien la introdujo a la alternativa de vestir pantalones). Allí también Horacio Ramos Mejía, uno de sus enamorados de Wilms, se suicidó frente a sus ojos. Luego intentó ser enfermera en Estados Unidos durante la Primera Guerra, pero fue confundida y apresada como espía alemana tan pronto desembarcó en New York. Luego erró por ciudades europeas hasta establecerse en París. Esta intensa vida llegó a su fin a los 28 años, producto de una sobredosis de barbitúricos.

Estación 8: Iglesia de la Gratitud Nacional / Santuario de María Auxiliadora[editar]

Fachada del Templo

Esta iglesia, declarada Monumento Nacional en 1989, se emplaza en el mismo espacio donde se levantó la Ermita de San Miguel durante la época de la Colonia. La construcción de la Gratitud Nacional estuvo a cargo del arquitecto alemán Francisco Stolf, y tomó 26 años hasta su inauguración en 1883. Numerosos artistas participaron en la decoración del templo. Posee un estilo neogótico, destacando su fachada con doble pórtico ojival, de una altura mayor a la tradicional. El templo tiene una planta de cruz latina, con un crucero que interrumpe el ritmo de la arquería interior.

El edificio recibió el nombre de Gratitud Nacional, para conmemorar el triunfo de las tropas chilenas en la Guerra del Pacífico, y rendir homenaje a los soldados caídos. En 1954 fue rebautizado como Santuario de María Auxiliadora, sin embargo, pese a los más de 60 años transcurridos el nombre original sigue prevaleciendo en el habla coloquial.

Este templo fue sede de varios hechos históricos: allí se velaron los restos del ministro Diego Portales Palazuelos; fue donde la ciudadanía recibió al General Manuel Bulnes tras su triunfo en la Batalla de Yungay, durante la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana; y fue el lugar donde se realizó el Te Deum, siete días después del golpe de estado del 73, asistiendo además de los miembros de la Junta Militar, los ex-presidentes de la república Gabriel González Videla, Jorge Alessandri Rodríguez y Eduardo Frei Montalva.

Ya en el siglo XXI, la iglesia debió cerrar debido a los daños causados por el terremoto de febrero de 2010. Reabrió sus puertas en febrero de 2012.

Dato.png ¿Sabías que? :
Pinochet en el Te Deum de septiembre de 1973, en la Iglesia de la Gratitud Nacional / Santuario de María Auxiliadora. Fotografía de Chas Gerretsen
  • En el Te Deum de 1973, celebrado en esta iglesia a solo 8 días del golpe, un fotógrafo neerlandés capturó aquella célebre fotografía de Pinochet con anteojos oscuros que galvanizó su imagen de bulldog inescrutable. Los anteojos no eran una decisión casual. “La mentira se descubre por los ojos, yo muchas veces mentía”, dijo años después.
  • A inicios del s.XX, se le pidió al arquitecto Ignacio Cremonesi que proyectase la fachada de la iglesia. Su diseño consideraba una gran torre central con campanario sobre la entrada principal, lo que le otorgaría gran altura y presencia a la construcción. Sin embargo, esta nunca llegó a construirse.
  • Al costado norte del templo fue construida una capilla mausoleo llamada el Asilo de la Patria. En esta capilla de 128 nichos se enterraron restos de los héroes de la Guerra del Pacífico.
  • Hablando del velorio de Diego Portales. El ministro fue fusilado de un balazo en el pómulo izquierdo. De forma asombrosa, 49.770 días después, durante el golpe de 1973, la estatua de Portales fue perforada por una bala pérdida… en el mismo pómulo izquierdo. Aún se la puede ver así. Ver foto en la sección respectiva de la ruta del Barrio Cívico.
  • En numerosas ocasiones, grupos de encapuchados y manifestantes realizaron ataques incendiarios o de destrucción a la iglesia (años 2011 y 2015). El que generó mayor escándalo en la opinión pública fue el año 2016, cuando tras una marcha, un grupo de encapuchados destruyeron el Cristo que estaba al interior de la Iglesia, arrastrándolo hasta la Alameda. [Puedes leer la noticia aquí]

Recomendaciones y posible extensión de la ruta[editar]

  • Si aún queda ánimo, se puede continuar con la ruta del Barrio Yungay, saltando la última estación y continuando por calle Compañía de Jesús.
  • Evitar permanecer hasta muy tarde, en especial si se está solo.

Bibliografía y Agradecimientos[editar]

Bibliografía Utilizada:

  • Santiago Centro. Un Siglo de Transformaciones. Ilustre Municipalidad de Santiago. Dirección de Obras Municipales.
  • Santiago Poniente. Desarrollo Urbano y Patrimonio. Ilustre Municipalidad de Santiago. Dirección de Obras Municipales.
  • La Ruta de los Palacios y las Grandes Casas De Santiago. Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.
  • La Belle Epoque de Santiago Sur Poniente. ARC Editores.
  • Palacios al Norte de la Alameda. El Sueño del París Americano.

Galería de fotos[editar]