Ñuñoa Poniente

De Wikiexplora
Saltar a: navegación, buscar


Casa Pareada en el Barrio Elías de la Cruz, Ñuñoa Poniente.



Ver instrucciones para seguir el track en tu teléfono al caminar


Cuadro Resumen (editar)
Ubicación Santiago
Belleza Atractiva
Atractivos Arquitectura interesante, Hito(s) histórico(s), Museo(s)
Duración 5 horas
Desniveles +7, -3
Distancia (metros) 3560
Primer autor María José Sepúlveda Páez
Descargar KMZ/GPX Debes registrarte para descargar. Formulario es BREVISIMO
Para ver estos botones debes registrarte. Toma 30 segundos: es un formulario minusculo, de solo 3 campos obligatorios.
Property "Votos FB" (as page type) with input value "%C3%91u%C3%B1oa_Poniente" contains invalid characters or is incomplete and therefore can cause unexpected results during a query or annotation process.


Cicarelli, A. (1853). Vista de Santiago desde Peñalolén.

Descripción General[editar]

Ñuñoa es una de las comunas más antiguas de la ciudad, ubicada al oriente de la capital. El área poniente de dicha comuna se conforma como una zona residencial, algunas de cuyas calles contienen "joyitas" ocultas. Su historia antecede incluso a la colonia. Era asentamiento indígena que contaba con la acequia de Ñuñoa. Luego se convirtió en chacras, primero productivas y luego en calidad de quintas de recreo). En su etapa final evolucionó a un barrio urbano de clase media. A principios de siglo XX fue habitado por habitantes de clase media o media-alta. Posee en zonas típicas y monumentos históricos.

Contenidos de la Ruta[editar]

La presente ruta permite conocer con mayor detalle uno de los barrios más antiguos de la capital, rara vez considerado como foco de visitas al tratarse de una zona eminentemente residencial. Hay piezas arquitectónicas tremendamente interesantes, que pasan desapercibidas si no de les presta atención, así como pequeños barrios que han resistido a las transformaciones inmobiliarias de la comuna, y lugares de memoria que se preservan desde la dictadura.

Historia del Barrio[editar]

Flor del Ñuño. Fuente: Drake (1836)

La denominación deriva del vocablo ñuñohue, que en mapudungun significa lugar de ñuños. El ñuño era una flor amarilla, típica de la zona. En este sector vivían pueblos indígenas gobernados por el imperio inca. Estos súbditos del inca se dedicaban al cultivo agrícola, y que se cuenta, tenían su asentamiento principal en los terrenos de Plaza Ñuñoa.

Al llegar los españoles, la zona estaba a cargo de los caciques Longomavico y Aponchonique. Pedro de Valdivia, complacido con las características de las tierras tras su arribo en 1540 lo consideró un sector apetecible para instalarse. Bello, fértil, con clima mediterráneo y canales de regadío indígenas. De este modo, se comenzó a subdividir la tierra a través de la imposición del sistema de encomienda y repartición de chacras, entre las que destacan las de Macul, Ñuñoa, Tobalahue, Apokintu y Butacura, precursoras de áreas territoriales hoy existentes. Para efectos de historia escrita, los indígenas originarios desaparecieron con la instalación de haciendas de colonos españoles.

Comillas 1.png
La milenaria paz que las tierras ñuñoínas vivían, se vio turbada en forma inesperada con la llegada del español en el siglo XVI. El siglo XVI marca, pues, una etapa y un trastorno. Todos los moldes en que había vivido el hombre y la tierra, su economía, su ordenamiento, son substituidos por otras normas y otros conceptos.
Comillas 2.png
___________
René León Echaíz. Ñuñohue. Historia de Ñuñoa, Providencia, Las Condes y la Reina

Durante la colonia (siglos XVI y XVII), Ñuñoa era una serie de propiedades agrícolas, dedicadas al cultivo de verduras, frutas, hortalizas y viñedos. Esos caminos naturales y callejones a su tiempo dieron origen al trazado vial que se extendió al comenzar a urbanizarse el sector. En el siglo XVIII se creó el camino Ñuñohue para unir las haciendas, generando lo que sería la precursora de la actual Avenida Irarrázaval, creada en el siglo XIX.

Obtenida la independencia, la capital comenzó a extenderse hacia la cordillera. En el movido año de 1891 se creó la Municipalidad (y posteriormente la comuna) de Ñuñoa, por iniciativa del político conservador, parlamentario y ministro; José Manuel Irarrázaval, a quien se debe el nombre de la avenida principal de la comuna. La municipalidad nació con subdelegaciones; Las Condes, Providencia, Santa Rosa, Subercaseaux, etc.

Comenzaron así a reducirse las áreas de cultivo y a incrementarse progresivamente las urbanizaciones y loteos de grandes y pequeñas propiedades. Esto dio paso a poblaciones con proyecciones urbanas.

En 1963 comenzó la creación de los municipios de La Reina, Macul y Peñalolén, entre otras, lo que definió la división administrativa actual. Importantes instituciones se cobijaron al interior de la comuna, tales como el Instituto Pedagógico, los desaparecidos Campos de Sport, el Estadio Nacional, el Complejo Habitacional EMPART, la Villa Olímpica y la Población de Suboficiales de Caballería, entre otros.

¿Sabías que? El vasco Santiago de Larraín y Vicuña heredó en 1723 un fundo que correspondía a parte de los territorios de la antigua chacra de Tobalaba. La distorsión en la pronunciación del apellido Larraín dio paso al topónimo La Reina

Hasta 1970 Ñuñoa albergó a la clase alta y media intelectual de la ciudad, quienes la privilegiaban por su tejido social, sus plazas y parques (como el Juan XXII, la plaza Enrique Bunster o la célebre Plaza Ñuñoa), parte fundamental de su característica vida de barrio.

Durante la dictadura, varios de sus espacios y casonas fueron utilizados como centro de detención y tortura por los organismos de inteligencia (DINA, CNI), como el Estadio Nacional o la Casona José Domingo Cañas. Estos son hoy recordados y preservados como sitios de memoria.

Desde los 2000 Ñuñoa ha vivido un fuerte cambio demográfico debido a la compra masiva de terrenos y casonas por parte de inmobiliarias, causa de pérdida de parte importante del patrimonio arquitectónico. Las modificaciones del plano regulador ha generado cordones de alta densificación en sus principales avenidas, con enormes edificios de altura.

Época y/o horario adecuado[editar]

Se puede ir en cualquier época del año pues es un espacio público, abierto, sin restricción horaria. Es un barrio residencial tranquilo. Dicho eso, varios de los lugares señalados en ruta operan en horario diurno o exigen reserva previa en caso de solicitar un tour, por lo que se recomienda realizar la ruta durante el día.

Acceso[editar]

En vehículo propio[editar]

Se puede estacionar sin problemas en las calles pequeñas del mismo sector.

En transporte público y autostop[editar]

Se recomienda realizar esta ruta a pie. En transporte público, se puede tomar cualquier bus de RED que transite por Avenida Irarrázaval, o se puede tomar metro, y bajar en la estación Monseñor Eyzaguirre (L6), frente al Teatro Municipal de Ñuñoa.

Descripción de la ruta[editar]

Estación 1: Teatro Municipal de Ñuñoa - Ex Cine California[editar]

Fotografía de archivo del Foyer del Cine

La construcción donde actualmente se emplaza Teatro Municipal de Ñuñoa fue originalmente un cine, el "California", ubicado en Irarrázaval esquina Domingo Faustino Sarmiento. Abierto el año 1957, fue diseñado por los arquitectos Ignacio Tagle V., Juan Echeñique G. y José Cruz C.. Se trata de una obra que mezcla diversos programas en un edificio, sumando al cine un edificio de departamentos, y una serie de locales comerciales.

Su amplio foyer abierto hacia la calle está construido con materiales nobles (mármol travertino y bronce). En 1998 fue adquirido por la Municipalidad, y desde entonces funciona como espacio para el arte en la comuna. En este espacio se realizan ciclos de cine, festivales de música, temporadas de teatro, conciertos y funciones de gala, entre otros eventos. Tiene una capacidad para 1300 espectadores.

Nombre de calle.png ¿Por qué se llama como se llama? : Domingo Faustino Sarmiento vivió en Chile, en el Barrio Yungay, antes de asumir como presidente de Argentina. Se anotó varios logros, pero el de la convivencia en armonía con la población indígena no estuve entre ellos: "Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora si reapareciesen. Lautaro y Caupolicán son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado".
En ruta Cualquiera sea la hora en que se recorra esta ruta, recomendamos pasar a la "Pastelería y Salón de Té California", homónima del original cine. Este local, ya clásico del barrio (existe desde 1964), se destaca por sus preparaciones en repostería clásica, como las galletitas con chocolate que se venden a granel, frutas de mazapán, y tortas típicas del repertorio chileno. Se puede pedir también una once, donde sirven deliciosos panes con palta.


Estación 2: Barrio Elías de la Cruz[editar]

Casa pareada "tipo" frente a la plaza, a mitad del barrio.

Ubicado entre Capitán Fuentes, Dublé Almeyda, José Manuel Infante y José Domingo Cañas, surgió en 1828 cuando la Caja de Ahorro de Empleados Públicos levantó un conjunto residencial -Zona de Conservación Histórica desde 1989- diseñado por los arquitectos Wenceslao Cousiño y Teobaldo Brugnoli, y cuyo nombre se debe a un destacado jurista y Ministro de la Corte Suprema.

Posee una plaza central de forma oval, que recibe el nombre del periodista y escritor Enrique Bunster. En esta plaza cual convergen las cinco pequeñas calles del barrio, generando un pequeño oasis en la mitad de la comuna. Este lugar es el epicentro de vida comunitaria de los vecinos del conjunto residencial de 85 casas, todas pareadas, con fachadas uniformes en albañilería de ladrillo, y antejardín. Esta configuración favorece un ambiente de barrio tradicional y de escala amable para quien lo recorre.


Estación 3: Casa Memoria José Domingo Cañas Nº1367[editar]

Acceso a la obra de reconstrucción simbólica
Detalle en la entrada, con los nombres de quienes pasaron por la casa
Velatón al exterior de la casa

La DINA, el servicio de inteligencia de la dictadura de Augusto Pinochet, utilizó un variado abanico de recintos a lo largo del país para efectuar su labor represiva. Este es el caso del inmueble ubicado en José Domingo Cañas, en el cual funcionó uno de los centros clandestinos de detención y tortura. Aquí desaparecieron al menos 50 personas, y fue torturada una treintena más, según consignan los informes Rettig y Valech.

¿Sabías que? Los informes Rettig y Valech, son producto de comisiones destinadas a esclarecer violaciones a los derechos humanos. El año 1990 se creó la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, que informó de 2298 muertes. Le siguió la Comisión de Prisión Política y Tortura (Valech I), y la comisión Asesora para la calificación de Detenidos Desaparecidos, Ejecutados Políticos y Víctimas de Prisión Política y Tortura (Valech II).
¿Sabías que? En 1952 Raúl Rettig, el político radical que presidió la primera comisión, se batió a duelo con Salvador Allende. Ninguno de los dos resultó herido

Este lugar, conocido como Cuartel Ollagüe, funcionó como centro de paso entre Londres 38 y Villa Grimaldi, escabrosamente apodado "El Palacio de la Risa", punto donde pausaban el traslado o “remataban” a los prisioneros políticos. Funcionó entre agosto y noviembre de 1974, hasta el escándalo internacional por el asesinato de Lumi Videla, momento en el que cesó sus funciones como centro de detención y se convirtió en una oficina de la CNI hasta 1987, punto en que por ley fue devuelvo al Ministerio de Bienes Nacionales. Dicha cartera lo destinó para albergar oficinas del SENAME.

En marzo del año 2000 se aprobó la ley de Restitución de Bienes, y el inmueble fue devuelto a su dueño original Tetorio du Santos, quien a su vez lo vendió a la juguetería Rochet. Quienquiera haya vivido su infancia en el Chile de los ochenta y noventa asociará "José Domingo Cañas" con "el castillo del juguete", el paradisíaco nombre con que se promocionaba en los spots televisivos. La casa fue posteriormente demolida, pese a que la presión de movimientos de derechos humanos había conseguido que el Estado adquiriera el sitio y fuera declarado Monumento Histórico, en enero de 2002.

Actualmente funciona en el lugar una “Casa Memoria”, a cargo de la Fundación 1367, un espacio para la reflexión y la acción a favor del resguardo de los derechos fundamentales del ser humano. Es una reconstrucción simbólica sobre los cimientos de la antigua casa demolida, en la que los sobrevivientes identificaron los recintos. Atrás, simulando una nave, se encuentra la casa, que acoge a las oficinas de la organización. Cada 11 de septiembre, esta Casa Memoria se ilumina con cientos de velas de los familiares de torturados y Detenidos Desaparecidos.

Horarios:

  • Martes a Sábados: 14:00 - 19:00hrs

Estación 4: Barrio Suárez Mujica[editar]

Casa con detalles Navales por avenida República de Israel
Casa modernista por calle Suárez Mujica

Este barrio, se encuentra ubicado entre las avenidas Irarrázaval, Pedro de Valdivia, Grecia y Lo Encalada. Eran terrenos que originalmente contenían chacras agrícolas y casas quinta de la alta sociedad hasta inicios del siglo XX. Aquí comenzó a desarrollar una operación de urbanización semi-rural que hizo crecer la ciudad hacia el oriente, pero conservando las tradiciones y modos de vida propios del campo chileno.

A finales de los años ‘20, y durante los años ‘30 comenzaron a desarrollarse innovaciones arquitectónicas y urbanas en el sector. Uno de los hitos más relevantes fue la inauguración del Estadio Nacional en 1938, que dio la pauta en diseño de fachadas para muchas edificaciones del barrio, inclinándose a una estética modernista. El modelo de urbanización utilizado se inspiraba en el de tipo Ciudad Jardín, que contemplaba amplias calles arboladas, y viviendas aisladas rodeadas de vegetación.

Los primeros conjuntos construidos con esta impronta urbana datan de 1928. Corresponden a grupos de viviendas para empleados públicos y particulares. Estas residencias consolidaron el carácter urbano del sector y cambiaron su composición social, mutando de lugar de descanso de las élites a reducto de profesionales trabajadores.

La emigración a causa de las guerras europeas llevó a que varios de los inmigrantes que desembarcaban en Chile escogieran este barrio de incipiente clase media - media/alta como sitio de residencia. De esta forma, se suman a las casas ornamentadas de estilo provenzal francés y georgian inglés de la clase alta casas modernas de la clase media.

Así, el barrio se desarrolló desde mediados del siglo XX como un laboratorio urbano, en cuyas obras se aplicaron las reformas a la enseñanza de la arquitectura de las principales escuelas del país. De hecho, hasta hoy se puede apreciar la evolución desde de una arquitectura neoclásica a una moderna y conceptual.

En el barrio se encuentran obras de los arquitectos Mauricio Despouy, Vadim Fedorov, Schapira & Eskenazi, José Dvoredski, Luciano Kulczewski, y Viterbo Castro, entre muchos otros representantes de la primera etapa de la arquitectura moderna en Chile, además de una gran variedad de viviendas de estilo Bauhaus. Estas últimas se han mantenido hasta el día de hoy, convirtiendo al barrio en uno de los únicos de la ciudad que concentra esta tipología de inmuebles.

Fue declarada Zona Típica tras el trabajo de organizaciones vecinales y de arquitectos residentes en el sector, tras una larga discusión y polémica.

Estación 5: Estadio Nacional[editar]

Fotografía Aérea del Estadio
Programa de Inauguración Estadio. Fuente: MemoriaChilena
Fotografías del Estadio Nacional como Centro de Detención y Tortura
Memorial Grecia, obra del Premio Nacional de Arte, Guillermo Núñez.

El Estadio Nacional Julio Martínez Pradános (renombrado en 2008 en honor al famoso periodista deportivo), es el principal recinto deportivo de Chile, ubicado en el Parque de la Ciudadanía, un complejo deportivo multidisciplinario de alrededor de 64 hectáreas. Posee una capacidad para 49000 espectadores, y una cancha de fútbol central, rodeada por una pista atlética. El complejo además posee un estadio de tenis, un centro acuático, un estadio atlético, un centro de alto rendimiento, residencias deportivas, un polideportivo, un velódromo, un estadio de béisbol, una medialuna, un patinódromo, un estadio de hockey, y una pista de bicicross. Así que si su plan es transpirar, excusas no hay.

¿Sabías que? Julio Martínez se casó sin conocimiento de su madre y siguió viviendo con ella en lugar de su esposa hasta que falleció

En 1918, el filántropo José Domingo Cañas donó parte de su chacra Lo Cañitas para la construcción de los Campos de Sport de Ñuñoa, un complejo deportivo dedicado al esparcimiento de las clases populares, debido a la cultura deportiva naciente en Chile. El lugar poseía canchas de fútbol y tenis, un parque infantil, una piscina y cuadriláteros de boxeo, entre otros.

Este lugar fue escenario de la Copa América de 1926, que ganó Uruguay. En noviembre de 1927, el naciente club deportivo de la Universidad Católica recibió los Campos de Sport para administrarlos. El proyecto del Estadio Nacional puso fin a esta etapa. Fueron cerrados en 1937 y demolidos en 1938 para construir la avenida Campo de Deportes, acceso al nuevo estadio, además de nuevos predios y calles.

El Coloso de Ñuñoa fue inaugurado el 3 de diciembre de 1938, con una revista de gimnasia, y un desfile de federaciones y clubes deportivos. Al día siguiente, se jugó el primer partido de fútbol; un amistoso entre el club chileno Colo-Colo, y el club brasilero Sao Cristovao, con un triunfo del equipo chileno 6-3. Desde 1939 ha sido la sede de la Selección de fútbol de Chile, y el Club Universidad de Chile.

Construido al sur del Campos de Sports, fue ideado y planificado por el arquitecto y urbanista austriaco Karl Brunner (responsable también del Barrio Cívico), como un gran centro deportivo y de esparcimiento para la capital, en el marco del primer “Plan Intercomunal Metropolitano para Santiago”. Su diseño fue obra de los arquitectos Aníbal Fuentealba, Alberto Cormatches y Ricardo Muller.

A comienzos de los ‘60, bajo el gobierno de Jorge Alessandri, comenzó la remodelación y ampliación del estadio para albergar la Copa Mundial de Fútbol de 1962. El velódromo que rodeaba la cancha fue sustituido por galerías, aumentando su capacidad original. El estadio sirvió de sede para el grupo B, compuesto por Chile, Alemania Federal, Italia y Suiza. Además, en el se jugaron los cuartos de final, y la semifinal donde Brasil eliminó a Chile 4-2.

Lupa.png En qué fijarse :
Vestigios del límite anterior a 1962
Notar que tras la novena o décima fila de butacas (dependiendo de la zona exacta) aun es posible apreciar el límite del velódromo que rodeaba la cancha antes de 1962
¿Sabías que? Como ocurre desde tiempos inmemoriales en todo espectáculo masivo chileno, un perro callejero invadió la cancha en Inglaterra-Brasil. Hubo que detener la acción, mientras Garrincha y otros jugadores intentaban agarrar al quiltro. Vea la estrategia de Jimmy Greaves

El público ovacionó la maniobra casi más que los dos goles de Garrincha. Lo que no se veía desde las tribunas es que el perro evacuó sobre su camiseta, y como no había recambio, Greaves siguió desempeñándose con orina de perro por el resto del match. “Empecé a apestar de tal manera... era asqueroso", recuerda. “No me explico cómo no gané aquel partido yo solo... ¡desde aquel momento ningún defensa brasileño se atrevió a acercarse a mí!".

Tras el mundial, Garrincha adoptó al quiltro. Greaves se conocía en Brasil como “el agarrador del perro de Garrincha”.

En diciembre de 1962 se jugó 85.262 presenciaron el clásico nocturno entre Universidad de Chile y Universidad Católica, la mayor asistencia de la historia del estadio y del fútbol chileno. El espacio era el mismo que ahora aguanta un máximo de 48.665, pero las normas de seguridad eran mucho menos estrictas.

Tras el golpe de 1973 el estadio se volvió un centro de detención y tortura a opositores de la Dictadura Cívico-Militar, entre el 12 de septiembre y el 12 de noviembre. En el recinto pasaron más de 40 mil personas, hacinadas en los camarines en grupos de 150 personas. El velódromo, camarines, canchas y piscinas fueron testigos de torturas.

Justo por esos días la selección chilena debía enfrentar a la Unión Soviética por el repechaje para el Mundial de 1974. Las manchas de sangre estaban demasiado frescas para gusto del Kremlin, que negó la participación de su selección. Chile ofreció otro estadio, pero no fue suficiente. En lugar de anotar triunfo por walkover, se montó el show completo. La oncena titular se formó de acuerdo con el protocolo y saludó a los quince mil espectadores que, en palabras del periodista Axel Pickett, “compartían las graderías con una muchedumbre de fantasmas”. Dieron el puntapié inicial y se comunicaron pases con parsimonia, al tiempo que avanzaban hacia el guardapalos ausente. En la boca del arco, el capitán Francisco “Chamaco” Valdés anotó el tanto menos meritorio de su carrera. Treinta años después, el defensa Evgeny Lovchev hizo notar una consideración reglamentaria que bien pudo cambiar las cosas: “El último pase fue hacia adelante”. ¡El gol debió ser anulado por offside!”. Tenía razón, pero nadie reparó en aquello. El show siguió adelante con un match contra el Santos brasileño, organizado para justificar la venta de boletos. Los recién clasificados fueron goleados 5-0. A falta de más desparpajo, Chile exigió una compensación de US$ 300.000 por pérdida de taquilla. Vea el gol de la vergüenza en el 3'38:

En marzo de 2010 se inauguró una profunda remodelación del estadio. Se mantuvo, sin embargo, una pequeña zona de la galería como testimonio del macabro uso que recibió en 1973.

La organización Estadio Nacional Memoria Nacional se ha hecho cargo de preservar y restaurar ciertos recintos, además de realizar diversos actos en torno a la memoria como la construcción de memoriales, lanzamiento de libros, y realizar tours a diario por los lugares restaurados. Para conocer estos lugares es necesario programar un recorrido, ya que los lugares de memoria se encuentran cerrados con llave para preservarlos. Recomendamos vigorosamente tomar el tour. Los guías están bien preparados y el acceso a los recintos permite comprender a profundidad los hechos ocurridos en la época. La exposición resalta a los conscriptos y varios mártires de las fuerzas armadas, militares que se rebelaron, e incluso ayudaron a escapar a detenidos.

Horario Visitas:

  • Martes a Jueves: 10:00, 12:00 y 15:00hrs.
  • Sábado: 10:00 y 12:00

Para agendar, escribir a: estadiomemorianacional@gmail.com

Tras una larga lucha, encabezada por distintas organizaciones de derechos humanos, especialmente por el Regional Metropolitano de ex Prisioneras y Prisioneros Políticos, el estadio fue declarado Monumento Histórico el 2003. Ha acogido diversos eventos musicales, cívicos y religiosos, destacando el encuentro con jóvenes que el papa Juan Pablo II realizó en 1987.

¿Sabías que?
  • En el estadio no solo se detenía a opositores del régimen, sino también a todo aquel que no respetara el toque de queda. Cuentan que entre los detenidos se encontraba un hombre, que borracho por celebrar el golpe de estado, fue apresado y llevado al estadio.
  • Raúl Rettig, el mismo que se batiera a duelo con Allende, juró no volver al coloso de Ñuñoa debido a las atrocidades ahí cometidas. Aun a costa de dejar de ver a la U, el club de sus amores. Pero no hay manda que no se pueda ajustar. Un día llamó al dirigente azul Ambrosio Rodríguez, separados por la política pero unidos por su fidelidad al chuncho. Le pidió mover los partidos al Santa Laura. Cuenta Rodríguez: “Le dije que sí a don Raúl, pero que yo le ‘cobraba’ por esto. Le pregunté si quería incorporarse al directorio. Y me dijo que bueno”.

Estación 6: Villa Olímpica[editar]

Fotografía aérea de la Villa, esquina Grecia con Maratón.
Fotografía actual de uno de los block tipo de departamentos.

Este conjunto, ubicado entre Av. Grecia, Marathon, Carlos Dittborn y Lo Encalada, y que fue declarado Zona Típica, comenzó a ser edificado en 1961 por la CORVI (Corporación de la Vivienda). Antes de llegar a manos de la corporación, los terrenos pertenecieron a la chacra Lo Valdivieso, y luego al Servicio de Seguro Social.

Nombre de calle.png ¿Por qué se llama como se llama? : El día de la elección de la sede del mundial de 1962, el representante de la candidatura argentina terminó su discurso del siguiente modo: “Podemos hacer el Mundial mañana mismo. Lo tenemos todo”. En entrevista con un diario local, su par chileno, Carlos Dittborn, apeló más a las emociones que a la planilla contable: “Porque no tenemos nada, queremos hacerlo todo”.

El proyecto entregó un total de 2601 viviendas. Se compone de 2400 departamentos distribuidos en 81 blocks, una torre de 15 pisos con 52 departamentos, y 23 blocks de 2 pisos que consideran un total de 149 casas pareadas. A esto se suman 20 locales comerciales, un supermercado, una escuela básica y una iglesia. Todos estos servicios y centro cívico se concentran al interior de la villa, y siguen funcionando tal como fueron proyectados.

Esta propuesta habitacional genero alto interés en Chile y el extranjero, y constituyó un proyecto social, con un sentido de comunidad integrada y participativa, propiciado por las características formales del conjunto. La comunidad colaboró de manera constante con la construcción del barrio, fortaleciendo su sentido de pertenencia y apropiación, así como la organización vecinal a través de múltiples instancias.

Originalmente, el nombre del conjunto era Exequiel González Cortés, pero su vinculación al Mundial de Fútbol de 1962, y su cercanía al Estadio Nacional, hizo que primara su denominación popular. Dicho vínculo es reforzado, ya que la Villa, con un diseño modernista y funcional, ayudó a otorgar un aspecto “menos rural” al trayecto entre el centro de la ciudad y el Estadio Nacional.

¿Sabías que? En un comienzo se pensó que sus primeros departamentos servirían de alojamiento a los turistas extranjeros que vinieran al Mundial de Fútbol, deseo que no se cumplió por el atraso en las obras. Sin embargo, los seleccionados que representaron al país en el torneo fueron premiados con un departamento cada uno.


Estación 7: Conjunto EMPART[editar]

Fachada de uno de los blocks, por Avenida Grecia.
Fachada esquinera de Av. Grecia y Salvador, donde comienza el conjunto.
Antigua fotografía de la ex-Piscina Mund.

Este complejo de más de 60.000 m2 fue uno de los primeros complejos de bloques de vivienda residencial construido en Ñuñoa. Declarado Zona Típica en 2010 gracias a la gestión de organizaciones vecinales, fue un encargo de la Caja de Previsión de Empleados Particulares (EMPART) al arquitecto Enrique Pérez Castelblanco. Su construcción inició el año 1945, y su inauguración fue en 1948, año en el que se entregaron las viviendas a los trabajadores (en particular a contadores) de la Caja en calidad de arriendo.

¿Sabías que? El conjunto EMPART de Ñuñoa tiene una edificación gemela en Concepción. En 1945 la Caja dio el vamos al proyecto Pelantaro; 4 bloques de edificios de 72 departamentos, proyectada con los planos del Conjunto Habitacional Salvador en Ñuñoa, con el objetivo de solucionar la escasez de viviendas de la época en la capital penquista. Su color es amarillo ocre, a diferencia del rojo colonial de la versión original ñuñoína.

Se encuentran emplazados en el entorno del cruce entre las avenidas Grecia y Salvador, en terrenos de la antigua chacra Lo Encalada, adquiridos a Roberto Suárez Mujica.

Conocidos por su característico color rojo, fueron una propuesta de vanguardia para la época. En ellos se combinan 27 bloques residenciales de cuatro pisos que contemplan hasta nueve distintas plantas de departamentos, además de extensas áreas verdes (2,5 hectáreas), espacios interiores que potencian la vida comunitaria, y 12 locales comerciales. Sus muros son de cadenas de hormigón y albañilería, y las losas de concreto.

Existen 10 tipologías diferentes de edificios, algunos de los cuales poseen el mismo programa, con variaciones en la cantidad de vanos y balcones. El tratamiento de los edificios (complejo debido a la diagonal de avenida Grecia), es resuelto con edificios de esquina curvos y cóncavos, generando un cierre hacia los bloques, y favoreciendo la contención del parque.

El diseño original contemplaba un tipo de departamento para una sola persona, gesto llamativo y visionario para el Santiago de la época donde primaban las familias extendidas. Esta tendencia de diseño se consagraría en la ciudad cincuenta o sesenta años después.

¿Sabías que? En 1945, el matrimonio de nadadores alemanes compuesto por Arthur Mund y Margaret Borgs abrió en la esquina de las calles Obispo Orrego y Grecia, la piscina Mund. Esta contaba con cinco piletas en su interior, y fue la primera en el país con trampolín de salto, lo que motivó a diversos nadadores de la época a entrenar en ese lugar. Entre ellos se encontraba el hijo de los dueños, Günter Mund, quien participó en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948 y Melbourne en 1956, cita en la que obtuvo el séptimo lugar en clavados. En 1962 se abrió un spa, una de las primeras piscinas en contar con estos servicios. En 1990, el recinto se trasladó a la comuna de Vitacura, y en el lugar de la piscina se construyó un conjunto habitacional.


Bibliografía y Agradecimientos[editar]

Bibliografía Utilizada:

  • Vanguardias Importadas, Culturas Locales: El caso del Barrio Suárez Mujica, Santiago de Chile. (Mora, Morales y Salas)
  • Ñuñohue. Historia de Ñuñoa, Providencia, Las Condes y la Reina” René León Echaíz
  • Cultura Mapocho.
  • Monumentos.cl
  • Barriosuarezmujica.wordpress.com

Agradecimientos a:

  • Profesora Cecilia Wolff, Académica del departamento de Arquitectura la Universidad de Chile.
  • ONG Estadio Nacional, Memoria Nacional
  • Fundación 1367. Casa Memoria José Domingo Cañas.